Vie. Jul 1st, 2022

El endurecimiento de las medidas para controlar el flujo migratorio por México ha ocasionado que se eleven las vulnerabilidades de quienes intentan llegar a Estados Unidos a través de nuestro territorio, especialmente de menores de edad que viajan sin acompañamiento, aseguró Tania Turner, coordinadora de proyectos de Fondo Semillas.

Esta situación se eleva cuando se trata de niñas y adolescentes, quienes además de ir solas y sin dinero, son víctimas de abusos y violencia sexual por parte de organizaciones criminales y hasta de autoridades.

Cuando niños, niñas y adolescentes son detenidos por autoridades mexicanas y enviadas a estaciones migratorias, se encuentran con condiciones de reclusión en instalaciones que parecen más cárceles que lugares donde pueden permanecer mientras se resuelve su situación legal en el país.

Adicional, en estos espacios la infancia no recibe atención sicologica ni médica y el personal del Instituto Nacional de Migración es indolente ante las condiciones emocionales que enfrentan niños, niñas y adolescentes que ya de por si vienen con traumas ante las situaciones de violencia y abuso del que intentan escapar en sus lugares de origen.

Desde 2018 ha incrementado el cruce de menores de edad por México, provenientes fundamentalmente de Centroamérica, «uno de cada cuatro de quienes están cruzando el país vienen sin acompañamiento adulto y tenemos información de que seis de cada diez niñas y mujeres que han cruzado han sido violadas», dijo Turner.

Dijo que el gobierno mexicano no cuenta con una estrategia ni políticas públicas para atender a la población infantil migrante y tan sólo en el primero semestre de 2019 más de 30 mil infantes fueron detenidos por autoridades migratorias sin que recibieran la atención debida ni se garantizara el respeto a sus derechos humanos.

Las detenciones de menores entre enero y junio de 2019 representan 30 por ciento más de todas las detenciones realizadas en todo el año 2018.

Y a las condiciones semi-carcelarias que enfrentan en las estaciones migratorias debe agregarse que las autoridades mexicanas no garantizan una alimentación adecuada y conforme a las nececidades y requerimientos energéticos que niños, niñas y adolescentes requieren para su óptimo desarrollo.

Ante esto, Fondo Semillas realiza una campaña abierta al público, a fin de recaudar fondos para apoyar con alimentos, ropa y albergue para menores de edad que se encuentran en tránsito por el territorio nacional.

Por Andrés Solís

Escucha la entrevista en el siguiente enlace:

Por Editor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Contenido protegido