Lun. Sep 26th, 2022

Presenta elevados índices de toxicidad a su paso por la Sierra del Totonacapan y en su desembocadura.

Édgar Escamilla

Papantla, Ver.- El tono verde de las aguas de la presa Necaxa contrasta con el color café de los sedimentos desecados por el sol y la baja del nivel del vaso captador. La basura que se depositó en el fondo ahora se observa por todos lados; mientras un pequeño escurridero mantiene el flujo del líquido. Corriente abajo, los estudios revelan elevados índices de toxicidad en el río Tecolutla. Los habitantes de esta región de la Sierra Norte de Puebla saben de los efectos de la sequía, pero acostumbrados a estos periodos solo esperan las primeras lluvias para que vuelva a subir el nivel de la presa.

Estiaje afecta a la cuenca del río Tecolutla. Foto: Jorge Huerta

Este afluente tiene origen en diferentes puntos de los estados de Hidalgo y Puebla, lo que permite que el caudal cerca de la desembocadura pareciera no verse afectado por la sequía que ha afectado la región desde finales del año pasado.

Río arriba, a la altura del municipio de Espinal, la situación es otra. Las piedras limosas del fondo del afluente ahora se muestran grises, luego del descenso del nivel.

Un par de kilómetros río arriba, a la altura de la comunidad Oriente Medio Día, los resultados del monitoreo del agua demuestran 5.2 puntos de toxicididad, considerada alta, pero aún así, representa menos del 50 por ciento de lo registrado en la desembocadura, donde la evaluación es de 11 puntos.

Río Tecolutla, a la altura del municipio de Espinal

A partir de estos sitios, la valoración es variable. Pareciera que la cantidad de arroyos y manantiales que se unen al río permiten la disolución de los contaminantes, que se vuelven a disparar en la zona de represas en la Sierra Norte de Puebla, donde se alcanzan niveles de hasta 12.4 puntos, según información de la Semarnat.

Uno de los vasos de captación más afectados es la presa de Necaxa, donde los pescadores, acostumbrados a las fluctuaciones de los niveles, especialmente en esta temporada, manifiestan que no se ha alcanzado un estado crítico, aunque las imágenes aéreas resulten desalentadoras.

En la presa se puede observar a los pescadores, quienes batallan cada vez más para poder capturar a los peces, quienes aprovechan para esconderse debajo de las piedras del fondo, ahora cada vez más superficial.

Esperan que las lluvias no tarden más de 15 días, según la experiencia propia. Mientras tanto aprovecharán para retirar toda la basura que ha arrastrado el río, antes del próximo golpe de agua.

Tabla 1.- Fuente: Semarnat. Elaboración propia.

De acuerdo con información del Instituto Nacional de Ecología y Cambio Climático, retomada por el portal agua.org.mx, la cuenca del Tecolutla abarca un área de 7785.75 kilómetros cuadrados y sirve de fuente de abastecimiento para 1,090,967 habitantes.

Por Editor

Un comentario en «Río Tecolutla, afectado también por la sequía»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Contenido protegido