Lun. Jun 27th, 2022

Ciudad Cero

Como una acción injusta, así fue como usuarios de la ruta de transporte colectivo que va de Berriozábal a Tuxtla Gutiérrez y viceversa, calificaron el operativo que autoridades del rubro y de Tránsito Municipal efectuaron ayer jueves por la mañana.

Indicaron que esta medida no fue pareja para todas las «unidades» que circulan sin concesión, pero sí con un permiso especial, pues solo detuvieron tres combis de la línea «Rápidos de Berriozábal».

De acuerdo con algunos testigos e incluso afectados, en el lugar estaban presentes los propietarios de los camiones de pasaje obsoletos de la misma ruta, Arturo Castañón y el doctor Torres, por lo que consideraron que «negoció esta cacería de brujas».

Además, evienciaron que quien también actuó mal fue el delegado de Transporte en esta zona, Marco Antonio Morales Liévano, coordinador de delegados de Transporte, pues no ordenó que también otras líneas del rubro fueran detenidas, a pesar de que también circulan sin concesión, como las que van a Ciudad Maya o las denominadas «San Andrés».

Otra de las cuestiones que están fuera de lugar, criticaron, es que detuvieran a los choferes de los colectivos retenidos, pues eso no ha sucedido en otras ocasiones.
Lamentaron que las autoridades actúen contra una empresa transportista que brinda un mejor servicio, «porque el pueblo ya no quiere los camiones viejos, están mal, los asientos dan pena, y podrían causar un accidente, cuando los colectivos son nuevos, tienen clima; mil veces estos últimos».

Por Editor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Contenido protegido