Mar. Ago 16th, 2022

En estas fiestas patrias, para evitar el exceso en la ingesta calórica en los platillos tradicionales, se puede comer de manera saludable, controlar las porciones y cambiar algunos ingredientes, así lo dio a conocer la Supervisora de Nutrición del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), Alma Belén Membrila Torres.

En este sentido, explicó que se puede sustituir la carne de cerdo por la de pollo, las tostadas fritas por horneadas o al comal, y la crema común por otra baja en grasa, con ello, se podría reducir hasta en un 50 por ciento la cantidad de kilocalorías que se ingieren en un plato tradicional de pozole.

El pozole, siendo uno de los platillos más típicos a comer durante septiembre se puede preparar con pollo deshebrado, champiñones, pimientos rojos y verdes para sazonar y servirlo con suficientes rábanos, lechuga, orégano y limón al gusto.

La Nutrióloga recomienda que no hay que olvidar mantener un estilo de vida saludable, ya que juega un papel importante en la prevención y control de enfermedades crónicas.

Añadió que la conmemoración del mes patrio brinda la oportunidad de convivir con familiares, amigos, compañeros del trabajo o escuela y saborear todos los platillos típicos de la diversa cocina nacional; no obstante, los excesos en la alimentación, bebidas endulzadas y el alcohol pueden poner en riesgo la salud, si no se controla su consumo.

La especialista en nutrición, sugiere que a la hora de acudir a alguna comida o cena tradicional se puede tomar en cuenta el comer algo ligero antes de llegar al festejo que incluya verduras (jícama, zanahoria, pepino); evitar la ingesta abundante de frituras, empanizados, capeados, crema, mayonesa, mantequilla y tostadas fritas, y moderar el consumo de bebidas alcohólicas porque contienen calorías sin ningún aporte nutrimental.

Por ejemplificar, explicó que  un platillo tradicional como el chile en nogada contiene aproximadamente 800 kilocalorías por pieza, un plato de pozole con aproximadamente 300 ml contiene un estimado de 600 kilocalorías; las tostadas aportan aproximadamente 75 a 100 kilocalorías y si además se consumen botanas, postres y bebidas azucaradas o alcohólicas, el número de calorías se eleva considerablemente.

Una vez que las fiestas hayan concluido, se debe continuar con una alimentación correcta, es decir, incluir en cada tiempo de comida algún alimento de cada grupo del Plato del Bien Comer: verduras y frutas, cereales, leguminosas y alimentos de origen animal; además de preparar los alimentos con menos grasa y sin adicionar sal, ni azúcar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Contenido protegido