Lun. Sep 26th, 2022

Independientemente del número de comisionados, éstos deben ser emanados del gremio y dedicarse de lleno a sus funciones dentro del organismo, sugieren periodistas en la zona norte de Veracruz.

Édgar Escamilla

Luego de la iniciativa presentada por el diputado Augusto Nahúm Álvarez Pellico para disminuir el número de las y los integrantes de la Comisión Estatal de Atención y Protección a Periodistas (CEAPP), los comunicadores consideran que no se atienden los problemas de fondo dentro del organismo.

Los comunicadores consideran necesario y urgente dotar de mayores facultades a la CEAPP y que ésta goce de una real autonomía, a fin de dejar de ser considerada un botín político.

Mario Noriega, decano del periodismo en Poza Rica, considera oportuna la reforma a la CEAPP, siempre y cuando el ahorro que represente la disminución de los comisionados, sea dirigido a la atención de los periodistas.

Consideró que cuatro comisionados es suficiente para realizar la labor y mejor si se trata solo de verdaderos periodistas; sin embargo, agrega que éstos deben enfocarse en su encomienda dentro de la CEAPP y dejar por un tiempo sus otras actividades, al fin de que centren sus esfuerzos en atender al gremio.

Para Lidia López, corresponsal de un medio digital en el estado, la propuesta pareciera secundar las intenciones previas de Maryjose Gamboa de desaparecer al organismo, aunque ahora solo se le pretende mutilar.

Expuso que en ocho años de la CEAPP no se vio reflejado un trabajo de parte de los comisionados, pues tan solo durante la primera administración la Zona Norte contó con tres representantes, de los cuales solo uno “sacaba la chamba”.

No obstante, reconoce que es necesario que en cada región de la entidad exista un comisionado y que se distribuya la carga de trabajo, por lo que contar con solo cuatro comisionados sería reducir la capacidad a costa de la reducción de salarios.

Insistió en que es necesaria la distribución del trabajo y que se vigile la actuación de los comisionados, toda vez que en la actualidad solo se ve la labor de la presidenta Ana Laura Mendoza y del secretario ejecutivo, Jorge Morales.

De acuerdo con Alberto Lee, periodista en la región de Álamo, el trabajo de la Comisión en esa zona ha sido muy limitado, mientras a la par se dan señalamientos en contra de uno de los comisionados, Pedro Díaz, quien presuntamente habría utilizado el cargo para obtener beneficios personales, por lo que sí sería necesaria una mayor regulación de los perfiles de quienes aspiran a integrarla.

En Martínez de la Torre, el reportero Édgar Juárez comenta que la labor del actual secretario Jorge Morales ha sido acertada, aunque reconoce que se han presentado algunas fallas.

Considera que los comisionados, independientemente de su número, deben atender sus funciones, para lo cual deben ser extraídos del gremio y no gente ajena a la problemática que se vive en los municipios, donde muchos de los periodistas sufren de precariedad laboral al grado de perder la vida en medio de la miseria.

Por Editor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Contenido protegido