Lun. Jul 4th, 2022

Inicia investigación oficiosa por presunta “inacción” del Ejército, contrario a la exigencia de que las Fuerzas Armadas se retiren a sus cuarteles.

Por Édgar Escamilla

México, 21 de enero de 2019.- Tras la tragedia que enlutó a la comunidad de Tlahuelilpan, Hidalgo, al cobrar la vida de al menos 89 personas, la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) inicia una investigación oficiosa contra el Ejército Mexicano por la presunta inacción para evitar la tragedia, según lo informado por el presidente Andrés Manuel López Obrador durante la conferencia de prensa de este lunes, hecho que ha sido interpretado como una treta del titular del organismo para obtener “raja política”.

Más que una acción para defender los derechos humanos de los pobladores que resultaron afectados con quemaduras o perdieron la vida mientras extraían combustible de manera ilícita en un ducto de Petróleos Mexicanos (Pemex), la acción ha sido interpretada como un intento de Luis Raúl González Pérez, presidente de la CNDH, por llamar la atención del titular del ejecutivo federal y a su vez, mermar su popularidad, golpeando al Ejército Mexicano, que ha sido su principal apoyo para la implementación de la estrategia contra el robo de combustibles.

La tarde noche del 18 de enero, una sección de soldados y unos cuantos policías federales, estatales y municipales llegaron hasta el ducto de Pemex que había sido saboteado por personas hasta el momento desconocidas. Pronto los pobladores comenzaron a llegar con bidones para extraer el combustible derramado. Pese al intento de contenerlos y evitar ingresaran a la zona, los soldados se vieron superados en número de cinco a uno, después sobrevino la catástrofe.

De acuerdo con el comunicado de prensa DGC/024/19 difundido el domingo por la CNDH, en el que además de expresar sus condolencias a los deudos de la catástrofe, el organismo señala el inicio de la investigación por la posible inacción de los servidores públicos involucrados.

“Sin prejuzgar sobre posibles responsabilidades y reconociendo la necesidad y trascendencia de las acciones que lleva a cabo el Gobierno Federal contra la sustracción ilegal de combustible en los ductos de PEMEX, este Organismo Nacional, con base en sus atribuciones legales, inició de oficio un expediente de queja para investigar las posibles omisiones que, en su caso, se hubiesen presentado en la actuación de servidores públicos, federales, locales y municipales, para controlar la fuga que presentaba el ducto, así como para prevenir o intentar mitigar los riesgos de afectaciones a la población civil.”


La mañana de este lunes, el presidente Andrés Manuel López Obrador informó de la intención de la CNDH por investigar al Ejército Mexicano por la posible inacción para evitar que los pobladores ingresar a tomar el combustible de forma ilícita.

“Lo veo sorprendido, como que no lo cree, después de que el personal militar da el servicio de seguridad perimetral como se les ordenó, donde no hubo enfrentamientos ni confrontaciones con los civiles y que fueron los primeros en llegar a apoyar después de la explosión, que controlaron después a la turba de familiares que pretendían ingresar a buscar a quienes quedaron dentro de la zona siniestrada. Se le ve confundido e inclusive molesto al darse cuenta que esto es parte tal vez de algo más grande”, comentó en entrevista César Gutiérrez Priego, experto en derecho militar.

Para el abogado llama la atención que la CNDH inicie este procedimiento cuando, de acuerdo a la información oficial, el operativo estaba a cargo de la Policía Federal y las locales, y que el Ejército solo llegó a proporcionar apoyo de protección perimetral.

“Es increíble que ahora se trate de culpar al personal militar, cuando siempre se ha manifestado que los militares no están para reprimir a la población civil, primero. Segunda, existen varios videos en las redes sociales en donde se observa al personal militar pidiendo a las personas que se retiran del lugar porque es peligroso y puede suscitarse un accidente”.

Destaca que hasta el momento el Ejército sigue sin tener atribuciones para poder llevar a cabo cualquier tipo de operativo de esta índole porque sigue actuando como coadyuvante de la autoridad estatal o federal.

“Es increíble que el titular de la CNDH, quien ha tratado por todos los medios de acomodarse en el nuevo gobierno, ahora pretende hacerlo llamando la atención. Se me hace más un movimiento de carácter político que de investigación real por posible violación de los derechos humanos”, considera el especialista.

Este anuncio tiene más tintes de ser un movimiento de carácter político por parte del titular para tratar de llamar la atención del presidente López Obrador, aunque también se le notan intensiones de lucro, toda vez que existen reclamos de indemnizaciones por parte de los familiares de los afectados.

Gutiérrez Priego aseveró que si por algo se ha caracterizado la CNDH en los últimos años es que en contubernio con colectivos, seudo luchadores de derechos humanos, trabajan de forma conjunta para poder obtener indemnizaciones que muchas de los casos se ha documentado, algunas personas que trabajan o trabajaron en la dependencia se ven beneficiados por estas indemnizaciones.

“Defender a los militares no da raiting ni deja dinero, por el contrario, atacarlas deja recursos y popularidad”, insiste.

El abogado apunta también que se deberá investigar quién dio el aviso a los pobladores de la existencia de la fuga y que se prepararan para acudir a robar el combustible. En los videos se aprecia que llegaban con bidones, no cualquier tipo de recipiente, lo que indica que hubo tiempo para prepararse.

Medios locales informaron que supuestamente el Ejército Mexicano había realizado detonaciones y que eso había desencadenado la explosión, lo que es contrario a las diversas narrativas de los sobrevivientes, por lo que también tendría que llamarlos a cuenta para conocer el origen de dicha información.

“Se está tratando de echar la culpa a alguien y por alguna absurda razón, termina siendo culpa del Ejército y las Fuerzas Armadas el que un grupo de pobladores, sin tomar atención a las medidas de seguridad y a las indicaciones de las autoridades, quisieron ir a tomar combustible”.

Caso contrario, si el Ejército hubiera actuado como ahora se le reclama, el escenario sería similar. La CNDH, partidos de oposición y activistas estarían reclamando a las Fuerzas Armadas por violar derechos humanos y el uso desmedido de la fuerza.

Por Editor

Un comentario en «La doble moral de la CNDH»
  1. Cómo se ponen a defender lo indefendible que yo sepa robar no es un derecho humano ,que eran pobres y lo hacían por hambre yo no soy rico y tengo doble trabajo más una acción de fin de semana para reunir más recursos pero jamás robo o intento robar menos pongo en peligro mi vida y la de mi familia

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Contenido protegido