Lun. Sep 26th, 2022

Un muerto y cuatro lesionados por quemaduras, entre ellos un menor.

Redacción

Amatlán, Ver.- El incendio producido en una toma clandestina en el poliducto Minatitlán-México dejó un saldo de una persona fallecida, así como cuatro personas lesionadas por quemaduras, entre ellas un niño de 10 años. El incidente fue controlado por personal especializado de Pemex y los heridos trasladados al Hospital General de Córdoba.

Se presume que la conflagración se originó en una toma clandestina realizada a un ducto de 12 pulgadas, donde se generó un derrame de combustible que fue aprovechado por algunos pobladores para tratar de obtener parte del producto regado.

La magnitud de las llamas provocó temor entre los habitantes de la comunidad El Once, situada entre las localidades de La Patrona y El Otate, de este municipio.

Versiones de los testigos, refieren que en el lugar se encontraban al menos 20 personas con garrafas y cubetas cuando se produjo el incendio, el cual se manejó preliminarmente que se había tratado de una explosión, quedando descartado más tarde.

Al lugar se trasladaron bomberos municipales y personal de Protección Civil para colaborar con el traslado de los heridos, en tanto que los especialistas de Pemex se hacían cargo de la reparación del ducto, activando el Plan Interno de Atención a Emergencias.

En un comunicado, la empresa refirió que el incendio se presentó en un área despoblada y no representó riesgo alguno para la población más cercana. En el punto del incidente se encontraban 7 personas que resultaron heridas y fueron canalizadas al Hospital General de Córdoba para su atención médica.

Los nombres de los lesionados, trasladados al Hospital General de Córdoba (Yanga) para su valoración son:

Matilde Juárez Reyes 50 años, con quemaduras de segundo y tercer grado, en el 80 por ciento de su cuerpo.

Servando León López de 52 años, con quemaduras de segundo y tercer grado, en el 60 por ciento del cuerpo.

Cecilia León López de 40 años, con quemaduras de segundo y tercer grado en el 20 por ciento de su superficie corporal

Samuel Vargas Romero, de 35 años con quemaduras de segundo y tercer grado, en el 50 por ciento del cuerpo.

Y el niño Agustín González Basilio de 10 años, con quemaduras de segundo y tercer grado, en el 70 por ciento de su cuerpo.

Por Editor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Contenido protegido