Vie. Jul 1st, 2022

Luego de registrarse una caída estrepitosa en los precios internacionales del petróleo, alcanzando valores negativos, la iniciativa privada prevé un impacto a la economía nacional, por lo que piden la reorientación de los recursos públicos.

Édgar Escamilla

 

De acuerdo con Salvador Resendiz Ruiz, presidente presidente del Consejo Coordinador Empresarial (CCE) en esta ciudad, el costo de extraer un barril en la región sureste ronda entre los 4 y 6 dólares, mientras que el petróleo pesado que se produce en esta región cuenta entre 25 y 30 dólares, de tal forma que no es negocio producirlo en estos momentos.

“Lo mejor sería ‘cerrar la válvula’, aunque sabemos que eso no es técnicamente posible; no vender nada, porque con cada barril estamos perdiendo”.

Explicó que estos precios obedecen a un reordenamiento geopolítico internacional, quedando fuera del alcance del gobierno mexicano, y lo van a ajustar (los precios) hasta que terminen por tronar a los (países) que tengan que tronar.

“Los ganadores serán aquellos países que tengan capacidad de almacenamiento, los que se han convertido en líderes productores”.

El máximo de producción en México fue no más de 2.8 millones de barriles diarios, en la actualidad apenas y alcanza los 1.6 millones de barriles al día, mientras que otras naciones están produciendo hasta 10 veces más

La principal fuente de divisas son las remesas que se envían desde el extranjero, seguido por la actividad turística y las exportaciones; la cuarta actividad es la industria petrolera, por lo que inevitablemente esta situación tendrá un impacto negativo en la economía.

El representante del sector empresarial en esta ciudad petrolera, hizo un llamado al gobierno federal a redirigir los recursos económicos que actualmente se destinan a las megaobras, como la refinería en Dos Bocas, a otros sectores donde tenga mayor impacto y puedan rescatar a las micro y pequeñas empresas.

Por Editor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Contenido protegido